Pantalones kevlar Black Label Biker


pantalones kevlar black label biker portada

The Breakdown

Diseño
Confort
Acabados
Protección
Pros
Tiro alto, fuelles en las piernas, tejido elástico
Cons
Forro interior

En este nuevo post voy a hablar de mis impresiones acerca de los pantalones kevlar Black Label Biker, tras más de 10.000 km probándolos sobre mi moto, en distintas circunstancias y distintos tipos de situaciones climáticas. Así pues, si ya estás empezando a buscar uno de esos regalos para moteros cara a las próximas navidades, tal vez te interese leer este articulo.

El origen de esta prueba

La prueba de productos no es algo que haya hecho en este blog hasta la fecha. De hecho sólo había escrito un post dando mi opinión sobre los Rukka R-Star Gore-Tex.

Pero bueno, después de vuestras sugerencias en aquella encuesta en la que os propuse intercambiar
“3 minutos por 2 años”, no me ha quedado otra que lanzarme a empezar a escribir pruebas de aquellos productos que puedan parecerme de interés; así que espero que me dejéis vuestros comentarios al final del post para saber vuestra opinión.

La marca

pantalones kevlar black label bikerEsta segunda prueba de producto la he realizado con un producto de una empresa joven llamada Black Label Biker. Esta marca creada en México por un empresario con amplia experiencia en el mundo del diseño y sobre todo, un apasionado de la moto, conocido como Dubanok ha empezado a distribuir sus productos en Europa.

En Black Label Biker comentan que sus prendas son desarrolladas por un equipo de expertos en balística, motociclismo,
diseño y pilotos que prueban cada uno de los modelos para lograr el 100% de comodidad y seguridad esperada de una prenda hecha por motociclistas para motociclistas.

Así pues ¿por qué no probarlos?

El modelo probado

El modelo que he podido probar es el denominado The Lincoln. Lo primero que se pueda apreciar cuando tienes el producto en la mano es la buena calidad de los materiales y los acabados.

El pantalón está fabricado en un tejido vaquero (denim) de 13 Oz. siendo el rango entre 12 Oz.-16 Oz. el comúnmente utilizado para la fabricación de vaqueros. La composición es 83% algodón, 15% poliéster y 2% elastano, con lo que aporta bastante comodidad a la hora de ir sobre la moto o al tener que agacharse.

En cuanto a términos de protección utiliza fibra interior DUPONT ™ Kevlar ® en las zonas de asiento, cadera y rodilla para la resistencia de abrasión y desgarro. Por encima de la zona de la rodilla incorpora una zona de fuelle que aporta comodidad a la hora de flexionar las rodillas. Cuenta con amplios bolsillos y el tiro del pantalón es alto.

El forro interior no va unido completamente al pantalón lo cual es positivo a la hora de poder sacarlo y que se seque de forma rápida, aunque también puede resultar un tanto incómodo a la hora de ajustar una bota alta; siendo este aspecto el que me ha gustado menos del pantalón.

Incorpora de serie protecciones certificadas para las rodillas y para las caderas, las cuales se pueden extraer de forma sencilla.

El corte regular de los pantalones kevlar Black Label Biker permiten usarlos con ropa informal, sin tener la sensación de llevar un pantalón técnico de moto.

En mi caso los utilicé junto a unas botas Sidi Adventure, no teniendo ningún problema para meter la bota por dentro del pantalón ya que el tejido permite ensancharlo sin mayor esfuerzo.

10.000km probando los pantalones kevlar Black Label Biker

Alguien me comentó que [cuando usas un vaquero para ir en moto, es difícil que vuelvas a querer ponerte uno de cordura] y en parte tenía razón. La comodidad de ir con un vaquero siempre es mayor que con uno de cordura, sobre todo si la temperatura es alta y si tienes que estar subiendo y bajando de la moto continuamente.

Para gran parte del recorrido que he realizado hasta la fecha en el proyecto ToroEnMoto decidí usar estos pantalones kevlar Black Label Biker ya que además del recorrido hasta la base del toro de Osborne, el reto consiste en situar a Mariona lo más cerca posible de la valla y eso en muchas ocasiones supone tener que empujar la moto, hacer tramos de pista y estar cómodo a la hora de hacer las fotos.

Después de todos estos kilómetros, estos pantalones se han comportado perfectamente y realmente llega a dar pereza pensar en volver a ponerse unos de cordura. En días de frio, con temperaturas minimas de 5°C, también he usado los pantalones kevlar Black Label Biker pero combinandolos con un pantalón térmico por debajo. En estos casos y con esa temperatura mínima, me han seguido resultando válidos para una escapada en moto.

Mis conclusiones

Desde hace tiempo venía pensando en la posibilidad de comprar unos pantalones vaqueros para ir en moto con la tranquilidad de ir protegido ya fuera tanto en una salida de fin de semana, como en cualquier trayecto diario por la ciudad; si bien hasta ahora no había tenido la posibilidad de probarlos, antes de desembolsar los entre 100€ y 280€ que viene costando un pantalón de estas características.

Después de probar los pantalones kevlar Black Label Biker, creo que es una inversión que merece la pena ya que, además de la tranquilidad de saber que en caso de caída el tejido desarrollado por DUPONT ™ Kevlar ® y utilizado en estos pantalones de moto, evitarán la abrasión en una situación de arrastre por el asfalto.

La estética del pantalón permite ir vestido de forma informal e incluso llevando las protecciones de la rodilla, pasar cómodamente una jornada laboral hasta volver a coger la moto para volver a casa.

Previous Tercer episodio de Motos y Más
Next UNBOXING escape SC Project para BMW GSA

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *