Los 2 aspectos a tener en cuenta a la hora de asegurar tu moto


Antes de poner tu moto nueva en la calle, recuerda que es necesario asegurarla. Con ello, podrás circular con total tranquilidad, estando protegido ante cualquier incidente. En el mercado, puedes encontrar multitud de aseguradoras que te ofrecerán varios tipos de pólizas.

Por ello, muchas veces es difícil dar con aquel seguro de moto que mejor se adapte a ti y tus necesidades. Es importante tener en cuenta que el seguro debe proteger, por obligación, los daños a terceros.

En este artículo, se van a explicar los 2 aspectos a tener en cuenta antes de contratar un seguro de moto. Al final, las aseguradoras podrán ofrecerte

1. El uso

El uso que vas a darle a la moto es un aspecto fundamental a tener en cuenta antes de optar por una póliza u otra. De esta forma, si vas a utilizar la moto únicamente en la ciudad frecuentemente, deberás optar por un seguro, pero si vas a usar la moto para viajar o para practicar algún deporte extremo, tendrás que optar por otro.

También, ten en cuenta, en este caso, dónde vas a aparcar la forma durante el día a día, ya que si es un lugar más bien conflictivo deberás optar por seguro a todo riesgo que incluya garantía ante robos.

2. El tipo de seguro

Como ya se ha comentado, las aseguradoras ofrecen a los conductores una serie de pólizas, concretamente 2 tipos de seguro, entre los que hay que decantarse.

Por un lado, el seguro a terceros o seguro obligatorio, que es aquel que se basa en cubrir los daños a terceros cuando se da un accidente. También es conocido como seguro de responsabilidad civil y, en general, tienen un precio inferior a otros tipos de seguros.

Este seguro obligatorio, además, incluye la asistencia en las vías, la asesoría legal y la reclamación de daños, pudiendo extender la cobertura del seguro de moto a un terceros ampliado.

Y, por otro lado, el seguro a todo riesgo que es aquel que ofrece una protección total de tu moto ante cualquier tipo de daño o robo, ya sea a terceras personas o a ti y tu propio vehículo.

Es el tipo de seguro ideal en los siguientes casos: cuando viajas con frecuencias con tu moto, cuando circulas por zonas de alto riesgo o cuando practicas algún tipo de deporte de riesgo, como puede ser motocross. En estos casos, ¡no dudes en optar por un seguro a todo riesgo!

Previous ToroEnMoto portada de La Razón
Next El nuevo logotipo de ToroEnMoto

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *