¿Por qué ya no escribo en mi blog?


Hace ya más de un mes que no escribo nada nuevo en mi blog. Para quienes estáis un poco al tanto de cómo funciona esto, sabéis que un mes en blanco equivale a una significativa pérdida del esfuerzo que puedes haber estado empleando para captar la atención de aquellos que se acercaron un día y leyeron un primer post, o para aquellos que de forma más o menos periódica, esperan un nuevo artículo.

Cuando pienso ¿por qué ya no escribo en mi blog? recuerdo que cuando empezó 2018 me propuse, además de lo típico que todos nos planteamos (volver al gimnasio, retomar las clases de inglés..), intentar escribir al menos un artículo a la semana. Pero como a todo plan inicial, siempre le surgen imprevistos o cambios de rumbo.

Mis excusas

Ser auto crítico no es algo natural en el ser humano así que cuando nos enfrentamos a esa auto evaluación solemos escudarnos en múltiples excusas. Yo también.

Para justificar el porqué llevo un mes sin escribir en el blog, puedo usar eso de que no tengo tiempo o que no se me ocurre nada. Pero es mentira.

El tiempo

El tiempo es finito, limitado y tiene un valor precioso así que se debe manejar con el cuidado que merece algo tan valioso.

Ahora no es que literalmente “no tenga tiempo” para el blog sino que ando enfrascado en un nuevo proyecto llamado ToroEnMoto que me ocupa gran parte del tiempo libre que me queda después de salir de mi trabajo.

Aún así, además de ese proyecto, intento sacar tiempo para estar con mi chica y pasear juntos al perro, tiempo para hacer sobre la BMW GS1200 Rally una ruta hasta el P.N Las Batuecas junto a Ruralka On Road y cuyo relato se publicó en la Newsletter de BMW Motorrad España, tiempo para asistir a alguna presentación social relacionada con los viajes en moto o simplemente tiempo para tomarme un día sin hacer nada más que pensar en lo que quiero hacer al día siguiente.

Yo uno de los problemas que siempre tengo, es el tiempo. Ante esto la única forma que he encontrado para mitigar ese problema, es dormir mucho menos de lo que debería. Aunque no es solución a largo plazo.

Las ideas

Este asunto es más jodido. Enfrentarse a un folio en blanco, aunque sea en el sentido metafórico cuando estamos hablando de escribir en un blog, es jodido.

¿Qué decir? ¿Sobre qué escribir? Son dudas que siempre se plantean.

Vivimos en la era de los moteros 3.0 y casi a diario consumimos de forma compulsiva, decenas de vídeos de viajes en moto en Youtube, fotos de motos en Instagram, artículos especializados o podcast. La competencia por captar vuestra atención es brutal.

Así pues al final hay que tomar una decisión. ¿Calidad o cantidad?

Lo más fácil aunque es la forma más rápida para fracasar, es copiar directamente o coger la idea que tuvo otro y simplemente cambiar cuatro párrafos y tirar hacia adelante. Fácil aunque poco honesto contigo que te tomas la molestia de emplear 5 minutos en leer este blog.

Intentar buscar la calidad significa volver a la variable de la que antes te hablaba. El tiempo.

Aún con toda esa declaración de principios, hay ocasiones en los que las cosas te salen mejor que otras. A veces después de varias horas trabajando terminas un post o un vídeo con la sensación de que has hecho algo que merece la pena; si no llego a esa sensación simplemente no lo publicaré.

Yo mismo soy mi primer filtro.

Novedades

Todo lo que hasta ahora te he contado es una forma de justificar mi ausencia en este mes pero también es una forma de poder contarte en lo que estoy trabajando.

Aún es un proyecto que está en mi cabeza, esbozado en un montón de folios que tengo sobre una mesa de mi casa.

Estas ideas del proyecto #ToroEnMoto se han materializado poco a poco en:
– Un nuevo site dentro del dominio www.toroenmoto.com
– Un nuevo perfil en Instagram especifico de @toroenmoto
– Una aplicación móvil que estoy desarrollando para Android e IOS.

No me atrevo a dar una fecha exacta pero pronto veréis novedades. Así que dame algo de tiempo para que pueda seguir desarrollando esta idea y pronto la compartiré contigo.

Anterior Carta de un padre motero a sus hijas
Siguiente QUÉ HACER EN GIJÓN MOTOWEEKEND 2018

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *